VACUNAS: ¿SON TODAS NECESARIAS, EFICACES Y SEGURAS?

El pasado lunes, 27/3/17, tuvimos la tertulia sobre las vacunas cuya introducción hizo Miguel Jara, periodista especializado en temas de salud y autor de un libro sobre las vacunas. Se comentan a continuación como resumen general, entre otros, los siguientes temas de la exposición y el coloquio, no necesariamente en el mismo orden en que se produjeron, algunas notas adicionales se han incluido para ampliar determinadas informaciones de interés:

- Al principio Miguel expone sus posibles conflictos de intereses al desarrollar el tema. Menciona también la dificultad de mantener una posición de equilibrio basado en criterios independientes a causa de la fuerte polarización de las opiniones entre los movimientos pro-vacunas y anti-vacunas; movimientos pro-vacunas y los anti-vacunas.

- La existencia de una cierta crisis de confianza actual respecto a las vacunas lo cual podría repercutir, entre otras cosas, en el nivel de vacunación de la población, un aspecto fundamental para prevenir brotes o nuevos casos de infecciones.

- El objetivo final de los fabricantes de vacunas (empresas cuyo objetivo es obtener rentabilidad) es incluirlas en los calendarios oficiales para aplicarlas en toda la población.

- Aunque se habla de las vacunas en términos generales, la realidad es que son muy diferentes entre sí y hay asimismo diferencias muy notables entre las más antiguas y las más nuevas respecto a la tecnología de fabricación y, sobre todo, de precios ya que las últimas disponibles son mucho más caras (Nota: la última vacuna anti-meningococo B, Bexero, cuesta 106 € por dosis en farmacias en España x 4 dosis a partir de la vacunación a los 2 meses = 424 € y, a pesar de no estar todavía incluida en el calendario oficial, han habido fuertes problemas de desabastecimiento en farmacias e incluso mucha gente ha viajado a Portugal para conseguirla).

- Mientras que las vacunas más antiguas hay abundante información acumulada acerca de su seguridad y efectividad, no ocurre lo mismo respecto a algunas de las más nuevas por lo que es necesario mantener una vigilancia activa sobre los posibles efectos adversos y sobre su efectividad.

- Son pocas las empresas multinacionales fabricantes y distribuidoras de vacunas (4-5) y tienen una gran capacidad de hacer de lobby (presión e influencia) sobre las autoridades, los médicos y comités de expertos. Hay también a menudo problemas de conflicto de intereses ya que numerosos expertos médicos sobre vacunas reciben diferentes tipos de ayudas de los fabricantes (ensayos clínicos, becas, viajes, conferencias etc.), de ahí la absoluta necesidad de contar con expertos independientes en todos los comités decisorios.

- Se comentan algunas de las vacunas que han sido objeto de controversias varias en diversos ámbitos en los últimos años, como son las vacunas frente a la gripe A, meningococo B, varicela y virus del papiloma humano.

- Se comenta el tema de los grupos anti-vacunas, bastante potentes en algunos países. Estos grupos han funcionado siempre desde que existen vacunas, incluso desde la primera vacuna contra la viruela de Jenner en el siglo XIX (manejan numerosos argumentos relacionados con ideas religiosas, la libertad individual, la medicina alternativa, los intereses comerciales, los metales pesados en las vacunas (tiomersal –compuesto de mercurio, ya casi abandonado- y aluminio), la sobre-vacunación y otros). En los años 80 en USA se estableció un programa oficial de compensación por daños causados por las vacunas, algo que también se viene reclamando en España.

- Uso de aluminio como coadyuvante para incrementar la efectividad de las vacunas. El aluminio es ampliamente utilizado para la fabricación de latas y envases. Hay alguna sospecha de que el contenido de aluminio en algunas vacunas podría ser superior al indicado por alguno de los laboratorios fabricantes lo cual podría ser causa de efectos adversos de importancia.

- En medicina se considera que las vacunas han salvado y salvan millones de vidas. Pero la población actual carece de la experiencia acerca de lo que fueron enfermedades tan terribles como la viruela y la poliomielitis (todavía hay personas de edad en las que se pueden observar las parálisis y atrofias que provocaba en la infancia), hoy erradicadas en España.

- Las vacunas son de los pocos medicamentos que se aplican a la población infantil sana, de ahí también la fuerte preocupación por su seguridad y efectividad. Es uno de los mejores ejemplos de la medicina preventiva. A menudo no se explica con suficiente detalle a los padres todas las ventajas y posibles inconvenientes, ni tampoco se solicita el consentimiento informado. Asimismo el personal sanitario necesita tener la suficiente información y formación sobre las vacunas (Nota: en la actualidad hay vacunas contra 9 enfermedades incluidas en el calendario vacunal oficial pediátrico con un total de 26 dosis total, media de casi 3 dosis por vacuna; el comité de vacunas de la asociación española de Pediatría recomienda en 2017 la inclusión de 2 vacunas más (meningococo B y rotavirus).

- Se comentó también el tema de la inmunidad de grupo; la posible confusión de la obligatoriedad respecto a la recomendación (caso de España) y cómo las autoridades podrían llegar a obligar en determinadas situaciones de riesgo de graves epidemias.

- Surgieron también las consecuencias legales de la vacunación, sus dificultades de sacar adelante las reclamaciones legales frente a empresas multinacionales, y los derechos individuales en contraposición a veces a los derechos colectivos.

Se lee un comentario de una editorial de un autor independiente (José Tuells) sobre las vacunas:
“Los salubristas, en defensa de la vacunación, deben fomentar la transparencia, buscar la evidencia de forma independiente e investigar en seguridad vacunal. Tienen que convencer a las autoridades sobre la necesidad de monitorizar los efectos adversos, crear un fondo compensatorio por daños derivados de las vacunas, hacer realidad un calendario único infantil y asumir la responsabilidad de formar en vacunología”
(Tuells J. Gac Sanit, 2016; 30 (1): 1-3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario